Atlético cayó en Cartagena y espera la vuelta

Por: Santiago Re

 

La estrategia del Decano fue esperar, no arriesgar demasiado y dejar que los minutos pasaran. El empate de visitante servía, y más si Junior hacía el gasto y mostraba sus mejores cartas, pero el gol de Robinson Aponzá adelantó a los colombianos en la serie.

Foto: futbolred.com

Foto: futbolred.com

El primer tiempo fue monótono. Con pocas llegadas para ambos y defensores atentos a la hora de dejar en offside a los atacantes rivales. La carta del gol Decana, Fernando Zampedri pareció arrastrar una molestia en el tobillo casi desde el principio, luego de chocar con un jugador del Junior. Por el lado de los Tiburones tuvieron quizás las más claras: un par de tiros de Roberto Ovelar que exigieron a Cristian Lucchetti y un mano a mano que no terminó en gol porque Leonel Di Plácido llegó a cortar a tiempo.

Si bien Atlético seguía aferrado a su idea de no desesperarse ni correr muchos riesgos, la historia pudo haber sido otra si el palo no rechazaba el remate de Leandro González. Esa fue la llegada más clara de los tucumanos y llegó recién en el segundo tiempo.

Luego de tal osadía, el Junior comenzó a atacar con mayor intensidad. Heridos en su orgullo, tuvieron unos minutos de lucidez en el que podrían haber convertido algunos goles, pero Lucchetti se vistió de héroe. La única pelota que no pudo salvar llegó desde un centro, para que Aponzá la punteara hacia la red.

El golpe despertó al equipo de Pablo Lavallen que salió a buscar el empate, pero con el tiempo ahora en contra, la historia ya estaba prácticamente dicha en Cartagena. Ahora el Decano deberá buscar dar vuelta la serie en su casa, con el empuje de la gente a su favor.

Comentá esta noticia