Atlético ganó sufriendo

Por: Santiago Re

 

En la vuelta del fútbol de Primera, el Decano se impuso 1 a 0 con gol de Guillermo Acosta ante un Atlético Rafaela que por momentos llevó los hilos del partido.

Foto: Captura web de la TV.

Foto: Captura web de la TV.

Por la primera fecha del torneo “Independencia”, Atlético Tucumán volvió a ganar ante su gente. Si bien no demostró la claridad en ataque que lo caracterizó en el último certamen, el equipo de Juan Azconzábal se las arregló para conseguir los tres puntos en el José Fierro con una bomba de media distancia del “Bebe” que resulto inatajable para Lucas Hoyos.

La Crema santafesina llegó con un equipo totalmente renovado al del año pasado, con diez refuerzos y dieciocho bajas. Los dirigidos por Juan Manuel Llop tuvieron varias oportunidades para amargar la fiesta Decana pero más allá de complicar a la zaga, nunca pudieron vencer a Cristian Lucchetti. La visita fue la gran animadora de la primera etapa, exigiendo mucho al Laucha y desperdiciando varias ocasiones claras también.

En el segundo tiempo se notó una reacción favorable de parte del Decano, que si bien seguía sufriendo las subidas de Gudiño y Albertengo, también comenzaba a generar amenazas para el arco de Hoyos… un error en el fondo de Carniello casi le permitió a Cristian Menéndez abrir el marcador pero el delantero no resolvió adecuadamente la jugada. El único gol del partido llegaría a los 29´ de la mano de Guillermo Acosta, que tras recibir un balón en tres cuartos de cancha y adelantarse unos pasos, sacó un remate venenoso que terminó besando la red del arco de Hoyos.

El resto del partido volvió a ser sufrimiento para los de 25 de Mayo y Chile. Fernando Zampedri vio la roja a los pocos minutos de haber ingresado y Rafaela se mandó de lleno al ataque. Con Franco Sbuttoni afectado por un corte en la sien, el Vasco metió a Ignacio Canuto para que dé una mano en el fondo y se forme una línea de cinco que cierre el partido en sus minutos finales. El resto fue esperar a que los minutos pasaran y tras esa angustia final, el Decano tuvo premio, ganó ante su gente y aumentó a 32 su invicto en el José Fierro.

Comentá esta noticia