Atlético no tiene techo

Atlético Tucumán venció 2-1 a Peñarol con goles de Zampedri y González y consiguió, como mínimo, la clasificación a las instancias finales de la Copa Sudamericana.


 

Festejo luego del triunfo.

Festejo luego del triunfo.

En un partido transcendental, el decano volvió a demostrar que está a la altura del principal torneo del continente y sueña en grande. Con mucha entrega, estrategia y buen fútbol por momentos, ganó y eliminó a uno de los equipos más ganadores de la copa.

En la primera parte, el decano tuvo dos situaciones para romper el cero pero los delanteros no estuvieron finos a la hora de la definición. El chileno Bascuñan, de mal arbitraje, no vio un claro penal sobre Aliendo. En el segundo tiempo, Fernando Zampedri, para no perder la costumbre, volvió a marcar para hacer estallar al “Monumental”. Minutos después, Leandro González aumentó la ventaja luego de un gran tiro de esquina olímpico de David Barbona. El descuento llegó sobre el final de la mano de Gastón Rodríguez.

De esta manera, el equipo de Pablo Lavallén llegó a los siete puntos en el grupo 5 y se ubica en el segundo puesto. Mañana, se enfrentan Wilstermann y Palmeiras para completar la penúltima fecha.

Comentá esta noticia