Atlético y Tigre empataron sin goles

Por: Santiago Re

 

En el último juego del año, el Decano no tuvo un buen partido y se trajo un punto desde Buenos Aires. La terna arbitral le anuló un gol a José Méndez en una jugada polémica.

Foto: diario La Voz.

Foto: diario La Voz.

En los primeros minutos, Atlético Tucumán intentó ser prudente y no perder la calma, le cedió el protagonismo a Tigre y esperó agazapado el momento indicado para pegar el zarpazo. El equipo local, por el contrario, salió hecho una tromba en busca del primer gol del partido.

“El Matador” fue más creativo en sus ataques. Los desbordes de Sebastián Rincón complicaron toda la noche a la defensa Decana, que estuvo muy concentrada en no perder de vista nunca al goleador Carlos Luna. Para desgracia de los locales, sus delanteros no estuvieron finos a la hora de definir y cuando resolvían bien, chocaban contra un Cristian Lucchetti que atajó hasta lo imposible.

Atlético puso todas sus fichas en Fernado Zampedri, el nueve se sintió solo en la ofensiva ya que solo recibía pelotazos aislados y David Barbona no lograba colaborarle de la mejor manera. Paulo Lima fue el central que se encargó de anular al goleador, mientras que el ya mencionado Barbona desperdició una contra clarísima (tres contra uno) que podría haber significado un resultado más alegre para los tucumanos.

En el complemento los roles no cambiaron. Tigre seguía poniendo las reglas y malogrando oportunidades mientras el Decano intentaba encontrar algún espacio para superar a Lima y sus compañeros de zaga.

Si bien el equipo de Victoria hizo mayores méritos para ganar, cabe también destacar que a Atlético le anularon dos goles. Primero desde un corner, el asistente Yamil Bonfá cobró obstrucción de Ignacio Canuto sobre el arquero Nelson Ibáñez y descalificó un gol de Fernando Evangelista. El segundo gol no convalidado también surgió de un tiro de esquina, el mismo lineman entendió que José Méndez había bajado una pelota con la mano antes de cambiarla por gol. Esta última acción fue más polémica y cuestionada que la primera.

Lo cierto es que el tiempo se agotó y ambos tuvieron que conformarse con un empate con sabor a poco.

Luciano Precone debió manejar el banco de suplentes una vez más ante la ausencia del técnico Decano. Pablo Lavallen, nuevamente sin acceso al terreno de juego por un problema con su habilitación, se reunirá en la semana con los dirigentes del club para charlar sobre posibles refuerzos.

Comentá esta noticia