Clima caliente en Catamarca

Por: Santiago Re

 

Luego de una semana donde el Presidente de Unión Aconquija advirtió en tono amenazante que no recibirían a los hinchas de San Martín en Andalgalá, las medidas de fuerza comenzaron a ser tomadas en Catamarca.

Foto: Twitter @guillentrauma

Foto: Twitter @guillentrauma

Octavio Gutiérrez, presidente de la entidad “Estanciera” y vice gobernador de la provincia de Catamarca, había dicho en varios medios que no aceptarían público visitante en el estadio de Tiro Federal y Gimnasia dado que las tribunas no tenían capacidad para albergar ni siquiera a la totalidad de los hinchas locales (http://tucumanfutbol.com.ar/el-partido-se-juega-en-andalgala/). Gutiérrez fue provocador con sus declaraciones diciendo que ni siquiera permitiría que algún tucumano pasara la frontera e ingresara en territorios catamarqueños, y que además pedirían documentos en caso de ser necesario.

Descartada la posibilidad de recibir al público visitante, se dijo que la prensa tucumana si podría pasar y que viajarían todos en un micro determinado. Lo que no se aclaró es que no aceptarían la acreditación de medios partidarios, lo cual generó malestar en colegas que desde ayer estaban en Andalgalá y que no fueron bien tratados por los allegados a Aconquija.

Lo cierto es que en Andalgalá ya se preparan para lo peor, los camiones de gendarmería rodean la plaza principal de la ciudad y seguramente no necesitarán muchos motivos o pretextos para reaccionar con violencia. También trascendió que el ómnibus en el que viajaba el plantel de San Martín fue parado y revisado de punta a punta por los gendármenes y que bajaron a tres miembros de la delegación que según los catamarqueños eran barras encubiertos y no parte de la CD, plantel ni cuerpo técnico del “santo”.

Hoy esta historia sigue y habrá que esperar para saber con que “amabilidad” se trata mañana a los pocos tucumanos acreditados.

Comentá esta noticia