San Martín empató con Morón

San Martín empató 1 a 1 con Deportivo Morón en un partido disputado el sábado a la tarde en el Nuevo Francisco Urbano, correspondiente a la fecha 6 del Nacional B.

Gentileza Valeria 14.

Gentileza Valeria 14.

El partido arrancaba con varios condimentos. Un irreverente gallito pateaba el tablero y contra todo pronóstico clasificaba a semifinales de la copa argentina. Un equipo que hace 4 meses estaba jugando el Metropolitano y que sacó a varios grandes-pesados de competencia. A San Martín los medios de Morón lo veían (y lo siguen viendo), como candidato al título y al ascenso. La mesa estaba servida y nadie se lo quería perder.

El partido arrancaba bastante peleado. Lo mejor de San Martín salía de los pies de Gonzalo Rodríguez, quien volvió loco al defensor Nicolás Martínez. Las jugadas de San Martín eran todas bastante parecidas: desequilibrio en la mitad de cancha, uno dos y pase abierto a “El Turbo”, quien siempre se daba maña para sacar un centro al área o descargar con algún compañero. Un incisivo y persistente Walter Busse intentó muchas veces entrar guapeando al área, aunque sin suerte. Le faltó jugar a un toque o dos con algunos compañeros generalmente desmarcados. Una verdad a todas luces fue la escueta defensa del “Gallito”. Una defensa que parecía por momentos tener cada uno una indicación diferente: los centrales marcaban en zona y los laterales salía rápido en punta. El resultado es prístino: huecos por todas partes. Al primer tiempo del “Santo” le faltó esa estocada final. Una lástima porque lo tuvo.

El partido pareció quebrar la monotonía de un “santo” que llegaba pero no pateaba, y un local de pelotazos largos para los corpulentos delanteros, cuando un zapatazo del ídolo Gerardo Martínez le rompió el arco a Ignacio Arce. Lo mejor de los goles es el carácter de lo impredecible: Martínez la recibió sobre la izquierda, a metros del vértice del área, escalonó por la presión de Sebastián Prediger, reculó, y sin sacarle la vista a la pelota y empujandola con el empeine, sacó un sablazo que con precisión de billarista entró en el ángulo. Inatajable para Arce, que sin embargo inmortalizó la foto con su vuelo.

El primer tiempo se diluyó junto a dos sensaciones ambivalentes: un referato sumamente mejorable por parte de Bruno Bocca, quien se equivocó parejo y en demasía. Y un partido al que le faltaron goles, porque jugadas tuvo.

En el segundo tiempo el técnico local Walter Otta le encontró el agujero al mate y alistó a la defensa, cambió dos marcas y cambió pelotazos-largos por llegar con diagonales y triangulaciones, buscando sacarle jugo al espacio de 30 metros que había entre Prediger y los centrales cuando este pasaba al ataque. Consigna clara: robar la pelota, abrir a los alterales, triangular. En verdad fue un plan, sólo que por el devenir del partido no prosperó.

Ambos equipos saltaron al campo de juego sin cambios. Diego Cagna comenzó a mover el banco cuando vio que no le podía entrar. Eligió jugadores más rápidos y cambió parte de la estrategia. A tener en cuenta: cada ataque del “santo” terminaba con al menos 5 jugadores en el área de cara al arco. San Martín apretó los dientes y lo salió a buscar, y con buenos argumentos futbolísticos hilvanó jugadas interesantes. Casi siempre el mismo a-b-c: llegar tocando al fondo, descargar rápido al compañero desmarcado, rematar rápido. El volumen de juego de San Martín aumentaba a medida que el cronómetro avanzaba. Los jugadores no se desesperaban, aunque si lo hacían Mauro Pasini y Cagna. Hasta que llegó el gol. Jugada desde la izquierda, pelota al corazón del área, y el ingresado Sergio González empujaba la pelota al segundo palo. ¡Y con la marca encima! Merecido.

El “Santo” superó al “Gallito”. Hizo un partido inteligente y se plantó bien en el Conurbano Bonaerense. Un partido que podría haber ganado. Lamentablemente Claudio Bieler no estuvo preciso y malogró tres opciones nítidas de gol, sumado además a algunas situaciones muy buenas. A destacar además el buen papel del Ismael Benegas. Le puso un candado a la defensa y con personalidad ordenó la última línea. Finalmente, Ignacio Arce le puso el picante de siempre con sus salidas. Un atrevido de esos que el fútbol estructurado de hoy necesita.

El equipo voló a Tucumán en un vuelo que salió 9.30 de Aeroparque.

 

Síntesis

C.D.Morón: Milton Alvarez; Franco Racca, Nicolás Martínez, Valentín Perales, Maximiliano Martínez; Rodrigo Díaz, Emiliano Méndez, Emmanuel Giménez; Leandro Guzmán, Gerardo Martínez, Javier Rossi. DT: Walter Otta.

Suplentes: Salvá, Broggi, Formica, Lillo, Brito, Akerman, Pardo.

San Martín: Ignacio Arce; Diego Martínez, Ismael Benegas, Lucas Acevedo, Rolando Serrano; Gonzalo Rodríguez, Sebastián Prediger, Walter Busse; Claudio Bieler, Matías García, Nicolás Banegas.DT:Diego Cagna.

Suplentes: Correa, Oliver, Graciani, Altuna, Galeano, Costa, González.

Goles: Gerardo Martínez (1) y Sergio González (1).

Amonestados: Gerardo Martínez en Morón. Diego Martínez, Rolando Serrano en San Martín.

Terna: Bruno Bocca. A1: Mauro Ramos Errasti. A2: Stella Alvarez Olivera

Comentá esta noticia